Blog: Información de salud

Alimentos eficaces para lograr un embarazo

Voy al doc

Al parecer, hoy en día existen alimentos eficaces para todo… Para acelerar el metabolismo, tonificar, desintoxicar, tener una piel hidratada y radiante, bajar de peso, vencer la celulitis, entre muchas otras. Pero, ¿la alimentación realmente puede ayudar a lograr un embrazo?

Aunque no existe una dieta única para incrementar la fertilidad, actualmente existen en internet y en diversos libros especializados consejos y alimentos “milagro” para lograr un embarazo.

Generalmente, todas las recomendaciones hacen énfasis en que los alimentos eficaces son aquellos formados de antioxidantes, vitaminas del complejo B, como el ácido fólico, y algunos minerales como el zinc y el hierro.

Otras dietas del embarazo proponen alimentos específicos como el aguacate, el chocolate, la aleta de tiburón, la levadura de cerveza, el ginseng, las ciruelas pasas y los ostiones, ya que éstos se consideran –desde hace miles de años- favorables para la concepción.

Por ejemplo, los aztecas llamaban al aguacate “ahuacatl”, que quiere decir testículo y atribuían sus propiedades al parecido con este órgano reproductor. Actualmente, estudios realizados en Harvard comprobaron que el consumo de las grasas monoinsaturadas del aguacate aumentan la fertilidad, ¡por lo que éste es uno de los alimentos eficaces por excelencia!

Otros alimentos, como las ostras,  se recomiendan por su alto contenido de zinc.

Por otro lado, los especialistas no recomiendan -ni antes ni durante el embarazo- el consumo excesivo de alcohol y productos con cafeína como el café, los refrescos de cola, las bebidas energizantes y el té rojo.

Sabías que…

  • Está comprobado que el consumo de alcohol es dañino para la formación de espermatozoides y, posteriormente, para el desarrollo óptimo del bebé en gestación.

La receta infalible

Aunque no existe una dieta para la fertilidad científicamente probada, sí se ha demostrado que una buena alimentación, asociada al estilo de vida saludable, previene alteraciones en la ovulación, un factor causante de infertilidad.

Asimismo, hay que recordar que tanto los óvulos como los espermatozoides son células y, como el resto de ellas, se pueden beneficiar de determinados nutrientes. Entre ellos están la vitamina C y E –con altas propiedades antioxidantes- existentes en las frutas como el kiwi, los cítricos y la piña. El hierro y el zinc también son nutrientes esenciales y los encontramos en alimentos de origen animal.

Para el desarrollo del bebé son muy importantes el ácido fólico y el calcio, así que no esperes hasta el embarazo para aumentar su consumo. Los cereales fortificados, el brócoli y las verduras de hojas verdes, como la col, espinacas y acelgas, son una excelente fuente de calcio y de ácido fólico. Sin embargo, para asegurar que consumas las cantidades suficientes, es indispensable que visites a tu ginecólogo para que te indique el suplemento más recomendable para ti.

No olvides que un estado de salud óptimo será el mejor aliado para concebir y formar un bebé sano y fuerte. Recuerda que la comida saludable y el ejercicio físico deben ser tus pilares para concebir.

¿La atención de tu ginecólogo no te tiene 100% satisfecha y necesitas una segunda opinión? Consulta el directorio de médicos especialistas de Voy al Doc, donde podrás conocer cuántos ginecólogos están cerca de tu lugar de residencia o trabajo, cuál es el costo de su consulta y cómo lo han calificado otros pacientes.