Blog: Información de salud

Parto Natural

Voy al doc

El parto natural es una manera de traer a tu bebé al mundo dejando que la naturaleza siga su curso, es decir, sin la ayuda de medicamentos y con la menor intervención médica.

En un parto natural, la mujer participa activamente durante el parto y dirige todo el proceso, tomando las decisiones que la hagan sentir más cómoda.

Si tu embarazo es de bajo riesgo, puedes optar por un parto natural y evitar los posibles riesgos que implica el uso de medicamentos para ti y para tu bebé.

Los analgésicos, por ejemplo, pueden contribuir a que te baje la presión, retardar o acelerar el parto, provocarte náuseas y generar una sensación de falta de control.

¿En dónde puedes tener un parto natural?

Lo más recomendable es tenerlo en un hospital o centro de maternidad enfocado al parto natural.

Asegúrate de elegir un lugar que, además de contar con espacios adaptados para que te sientas cómoda y tengas la libertad de caminar, cambiar de posición o tomar un baño, cuente con acceso a equipos e intervenciones médicas para atender a tu bebé en todo momento y ante cualquier eventualidad.

Si no se presenta ninguna complicación durante el embarazo, el parto natural es muy seguro. Sin embargo, debes escuchar siempre las recomendaciones de tu médico y permitir la intervención médica cuando sea necesario.

Pero si tu embarazo es de alto riesgo, deberás acudir a un hospital donde puedan brindarte la atención médica que requieres, sobre todo si se presenta una emergencia.

¿Cómo manejar el dolor durante el parto natural?

El dolor es una de las preocupaciones de casi todas las mujeres al momento del parto. La intensidad de éste dependerá del tamaño y posición del bebé, el tamaño de los huesos pélvicos, la fuerza de las contracciones, tus emociones y actitud.

Si sientes mucho dolor, puedes optar por algunos métodos naturales para controlarlo como:

  • Técnicas de respiración y relajación
  • Meditación y yoga
  • Baños con agua tibia
  • Masajes
  • Buscar posiciones cómodas
  • Caminar
  • Usar una pelota (como las de yoga)
  • Escuchar música relajante

Acompañamiento durante el parto natural

El trabajo de parto es duro y contar con el apoyo de tu pareja o de un familiar puede ser de gran ayuda para reducir tu ansiedad y estrés, así como para ayudarte a controlar el dolor.

También existen profesionales como las parteras o doulas que podrán acompañarte y apoyarte en todo momento durante el trabajo de parto.

Ventajas del parto natural

Si decides tener un parto natural:

  • Elige al médico y el lugar adecuado
  • Decide quién te acompañará durante el parto
  • Toma clases prenatales o un curso psicoprofiláctico
  • Infórmate sobre las intervenciones de rutina y cómo evitarlas
  • Investiga sobre los métodos alternativos para aliviar el dolor
  • Prepara un plan de nacimiento indicando qué tipo de parto te gustaría tener

¿Cómo saber cuando llega el momento?

Aunque cada mujer presenta diferentes signos de trabajo de parto, los más comunes son:

  • Aligeramiento o encajamiento. Cuando tu bebé “baja” o se acomoda en el parte inferior del útero, aunque no en todos los casos sucede antes del
  • Aumento en el flujo vaginal. La pérdida del tapón mucoso, que es un flujo claro, rosado o con un poco de sangre, se presenta cuando el útero comienza a dilatarse.

Sin embargo, hay signos que requieren atención inmediata:

  • Contracciones cada 10 minutos o menos
  • Rompimiento de la fuente
  • Cambio en el color del flujo vaginal o sangrado
  • Dolor o presión en la pelvis y en la espalda baja
  • Calambres abdominales

Si presentas alguno de estos síntomas, llama a tu médico o acude a tu centro de salud.

Trabajo de parto

El trabajo de parto es el proceso a través del cual tu bebé abandona el útero y tiene 3 etapas:

  • Primera. Contracciones que pueden empezar mucho antes del parto y continuar hasta que el cuello del útero alcanza los 10 cm de dilatación. Puede durar entre 12 y 19 horas.
  • Segunda. Es la más activa. Comenzarás a pujar para que tu bebé nazca. Por lo general, dura entre 20 minutos y 2 horas.
  • Tercera. Conocida como etapa placentaria, comienza después del nacimiento y termina con la expulsión de la placenta. Dura entre 5 y 30 minutos.

Muchas veces aunque estés dispuesta a tener un parto natural, el dolor o las circunstancias te lo pueden impedir. No te sientas mal si las cosas no salen como las planeaste, parto es un experiencia maravillosa con o sin intervención médica, que te fortalecerá y te llenará de satisfacción.

¿Sabías que…?

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que sólo 1 de cada 10 nacimientos sean por cesárea.
  • 9 de cada 10 partos en hospitales privados y 4 de cada 10 en los públicos son por cesárea, según el Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS).
  • La posibilidad ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos es 10 veces mayor en un parto por cesárea programada que en un parto vaginal normal, según la OMS.
  • En la actualidad las mujeres tardan entre dos y tres horas más en dar a luz que hace 50 años.

Comentar en Facebook

Publica un comentario