Guías de Salud

Asma

Voy al doc

El asma es una enfermedad crónica que afecta las vías respiratorias, principalmente los bronquios y la tráquea –tubos encargados de recibir oxígeno y expulsar dióxido de carbono-.

Cuando una persona padece asma, las paredes internas de estos tubos se inflaman y acumulan grandes cantidades de mucosa, lo que impide el flujo correcto del aire para entrar y salir de los pulmones.

  • En México, el asma es la enfermedad infantil más común, y representa la primer causa de ausentismo escolar
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el asma afecta a 300 millones de personas
  • Hoy en día el asma aún es causa de muerte en todo el mundo: se estima que al año mueren 250 000 personas a causa de esta enfermedad. Sin embargo, los principales factores que contribuyen a la mortalidad por asma son el mal diagnóstico y el manejo inadecuado
  • En las últimas cuatro décadas la prevalencia de asma aumentó de forma considerable, principalmente en las ciudades industrializadas

Aunque el asma es más común en niños con antecedentes familiares de alergias, no existe una causa única que provoque esta enfermedad. Es decir, existen varios tipos de asma los cuales varían unos de otros de acuerdo a las diferentes causas que desencadenan los síntomas o las exacerbaciones.

Los 5 tipos más comunes de asma son:

  1. Alérgica. Se dispara por alérgenos, sustancias inofensivas a las cuales el sistema inmune detecta como dañinas, reaccionando de forma exagerada frente a ellas y provocando los síntomas. Entre los principales alérgenos están el polen, ácaros, moho, pelo y caspa de mascotas. También se le conoce como asma estacional, ya que los síntomas empeoran en primavera y a principios del otoño.
  2. No alérgica. Es causada por irritantes volátiles, como el humo del tabaco, de leña, perfumes o contaminación. Este tipo de asma puede empeorar con la presencia de infecciones respiratorias, cambios repentinos en el clima y acidez estomacal.
  3. Ocupacional. Se dispara por la exposición a químicos o productos animales en el lugar de trabajo. Se denomina ocupacional porque los síntomas se presentan únicamente cuando el paciente se presenta a trabajar. Éstos pueden incluir ojo rojo, irritación de la piel y escurrimiento nasal.
  4. Nocturna. Se puede desatar por alérgenos, por irritantes no alérgicos y por permanecer recostado. La característica principal de este tipo de asma es que los síntomas, como la tos, empeoran durante la noche.
  5. Por ejercicio. Se dispara al realizar ejercicio o alguna actividad física.