Guías de Salud

Cáncer de mama

Voy al doc

El cáncer de mama –seno- ocurre cuando la multiplicación de células cancerosas se origina en esta parte del cuerpo. Aunque este es un tipo de cáncer que ocurre mayormente en las mujeres, los hombres también pueden padecerlo.

  • En México, el cáncer de mama ocupa el primer lugar en incidencia de neoplasias malignas –tumores- en las mujeres, y representa alrededor del 11% de todos los casos de cáncer

El cáncer de mama tiene la característica particular de poder iniciar en diferentes partes del seno, por lo que existen diferentes tipos. Los más comunes son:

  • Carcinoma ductal in situ. La proliferación de células cancerosas ocurre únicamente en el revestimiento interior del conducto lácteo –tubo encargado de llevar la leche desde los lobulillos hasta el pezón-, y no traspasa la pared del mismo. Por ello, estas células no se pueden propagar a los ganglios linfáticos ni a otros órganos.
  • Carcinoma ductal infiltrante o invasivo. Este es el tipo de cáncer de seno más común, pues abarca el 80% de todos los casos. Las células anormales se forman en el conducto lácteo, penetran en la pared de éste y continúan creciendo en el tejido adiposo del seno. Pueden propagarse –hacer metástasis- hacia los ganglios linfáticos cercanos o a otras partes del cuerpo. Este tipo de cáncer puede presentarse en pacientes masculinos.
  • Carcinoma lobulillar in situ. En este tipo de cáncer las células cancerosas se encuentran únicamente en los lobulillos –glándulas productoras de leche- de la mama, y no se diseminan a otros tejidos.
  • Carcinoma lobulillar infiltrante o invasivo. Las células anormales que se originaron en los lobulillos se diseminan a los tejidos mamarios cercanos y pueden invadir otras partes del cuerpo. Es el segundo tipo de cáncer de mama más común y por lo general se presenta en mujeres mayores de 60 años.
  • Cáncer inflamatorio de seno. Se caracteriza por no desarrollar protuberancias o tumores, si no causar que la piel del seno luzca rojiza y se sienta caliente. También puede provocar en la piel un aspecto grueso y con hoyuelos, similar a la cáscara de naranja. Estos síntomas se deben al bloqueo que producen las células cancerosas en los vasos linfáticos de la piel. Este es un tipo de cáncer invasivo poco común.