Guías de Salud

VIH/SIDA

Voy al doc

El sistema de defensa del ser humano está compuesto por diferentes grupos de células, llamadas linfocitos, encargadas de proteger al cuerpo de agentes extraños y dañinos. Entre este tipo de células se encuentran las células CD4, las cuales constituyen una parte esencial del sistema inmunitario, pues su función es activar al propio sistema y alertarlo sobre la presencia de patógenos o de una replicación anormal de las células humanas.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) ataca e infecta precisamente a las células CD4, introduciendo su código genético en el de ellas y obligándolas a reproducir el virus, al mismo tiempo que las destruye.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es el término que se aplica a la etapa final o más avanzada de la infección por VIH, en donde el sistema inmunitario ha sufrido daños graves e irreversibles, y es deficiente en su función de defensa contra las infecciones y enfermedades.

El VIH puede transmitirse de una persona infectada a otra persona a través de fluidos corporales como sangre, semen, fluidos vaginales, leche materna y al compartir jeringas contaminadas. Es importante destacar que el VIH no se transmite por saliva, picadura de mosquito o por tocar artículos de pacientes infectados.

  • De acuerdo con datos de CENSIDA, la epidemia del VIH en México se clasifica como concentrada, dado que no se ha establecido en la población en general. Es decir, en México la epidemia se mantiene en poblaciones clave como los hombres que tienen sexo con hombres, sexoservidores/as y personas que utilizan drogas inyectadas
  • De los casos de personas infectadas con VIH que aún no desarrollan SIDA, aproximadamente el 26% son mujeres y el 74% son hombres
  • El grupo de 30 -34 años de edad es el que presenta el mayor porcentaje de casos de VIH/SIDA
  • La epidemia del VIH en México es predominantemente transmitida por vía sexual. Este tipo de transmisión ha sido la causante de más del 90% de los casos

Síntomas

Cuando una persona se contagia con el VIH a menudo sufre una infección denominada inicial o aguda, la cual incluye síntomas similares a los de la gripe, como:

  • Diarrea
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Sudores fríos
  • Dolor de garganta
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Úlceras bucales
  • Infecciones por hongos
  • Pérdida de peso
  • Herpes genital, oral o anal

Esta etapa inicial es seguida por un periodo refractario en el que no aparecen síntomas, conocido como infección de VIH asintomática. Posteriormente viene una etapa de VIH sintomático y la aparición del SIDA.

Los pacientes con SIDA y con un conteo menor de 200 células CD4 por mililitro de sangre pueden manifestar los siguientes síntomas:

  • Pérdida de peso
  • Fatiga extrema
  • Fiebre
  • Confusión o pérdida de la memoria
  • Jaquecas
  • Rigidez de nuca
  • Convulsiones
  • Pérdida de la coordinación
  • Dificultad para tragar los alimentos (disfagia)
  • Dificultad para respirar (disnea) o tos crónica
  • Coma

Además, algunas patologías graves relacionadas con el SIDA son:

  • Sarcoma de Kaposi(lesiones en piel y boca)
  • Linfomas (cáncer en el sistema linfático)
  • Cáncer cervical

Comentar en Facebook

Publica un comentario