Blog: Información de salud

Faringitis

Voy al doc

La faringitis o dolor de garganta es causada por la inflamación de la mucosa que reviste la faringe, que es la parte posterior de la garganta, entre las amígdalas y la laringe, y que hace que pasar líquidos o alimentos sea doloroso.

Por lo general, la faringitis se debe a enfermedades de las vías respiratorias como resfriados o gripe ocasionadas por virus, aunque hay algunas bacterias que pueden ocasionarla.

Tipos de faringitis

Existen distintos tipos de faringitis, según su gravedad y el agente que las causa. Las más comunes son:

  • Faringitis aguda: se desarrolla súbditamente y es viral en la mayoría de los casos.
  • Faringitis crónica: comprende todas las inflamaciones causadas por agentes externos como contaminación, tabaco, polvo, aire seco, enfermedades crónicas, etc. Puede ser simple, hipertrófica o atrófica.
  • Faringitis estreptocócica: causada por el estreptococo beta-hemolítico del grupo A (Streptococcus pyogenes), es una infección contagiosa que afecta principalmente a niños y adolescentes, y es más frecuente en los meses fríos o durante el curso escolar.

Síntomas de la faringitis

Aunque el principal síntoma de la faringitis es el dolor e irritación de la garganta, también puedes presentar alguno de estos malestares relacionados a las infecciones que la provocan:

  •  Fiebre
  • Escalofríos
  • Tos
  • Ronquidos nocturnos
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Congestión / escurrimiento nasal
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Dolores musculares y en las articulaciones
  • Erupciones en la piel
  • Ganglios inflamados
  • Amigdalitis (amígdalas rojas e inflamadas)
  • Manchas blancas o pus en las amígdalas

En el caso específico de la faringitis estreptocócica, los principales síntomas son fiebre, dolor abdominal e inflamación de las amígdalas.

Si se complica, la faringitis puede ocasionar infección del oído, sinusitis o un absceso periamigdalino (acumulación de pus en la zona alrededor de las amígdalas).

Factores de riesgo

Cualquier persona puede padecer faringitis, pero hay ciertas condiciones que favorecen su aparición, como:

  • Los niños y adolescentes son más susceptibles a presentar dolor de garganta e infecciones bacterianas.
  • El humo del cigarro irrita la garganta.
  • El dolor de garganta puede ser resultado de alergias estacionales o reacciones alérgicas a agentes como el polvo y el moho.
  • Estar expuesto a productos químicos puede causar dolor de garganta.
  • Aumenta el riesgo de sufrir dolor de garganta e infecciones en la misma.
  • Lugares cerrados. Facilitan la propagación de infecciones virales y bacterianas.
  • Sistema inmune débil. Por VIH, diabetes, quimioterapias, uso de esteroides, estrés, fatiga y mala alimentación.

¿Cómo detectar la faringitis?

Tu médico puede saber si tienes faringitis examinando tu garganta. Para descartar amigdalitis estreptocócica puede realizar un cultivo o mandarte otros estudios de laboratorio para determinar su causa.

¿Cómo se contagia la faringitis?

Como cualquier infección se transmite a través del contacto con partículas en líquidos (como secreciones) o que viajan a través del aire.

Si tienes que estar cerca de un enfermo, evita contagios siguiendo estas recomendaciones:

  • Separa y lava muy bien los utensilios como vasos y cubiertos
  • No compartas bebidas o alimentos
  • Lávate muy bien las manos
  • Pídele que se tape la boca al toser o estornudar

Algunas otras medidas para evitar las infecciones virales que puedes tomar:

  • Alimentarte sanamente
  • Hidratarte adecuadamente (entre 1.5 y 2 litros de agua al día)
  • Abrigarte bien cuando hace frío
  • No fumar y alejarte del humo del tabaco

¿Cómo tratar la faringitis?

Si la causa del dolor es una infección viral, los antibióticos no servirán para tratarla. Para aliviar los síntomas puedes:

  • Beber líquidos calientes o fríos como té de limón con miel o agua con hielo.
  • Comer alimentos blandos
  • Hacer gárgaras con media cucharadita de sal en 1 taza de agua, varias veces al día.
  • Chupar dulces o pastillas para la garganta (excepto para los niños pequeños).
  • Evitar el contacto con irritantes como el humo del tabaco y el smog.
  • Usar un vaporizador o humidificador.
  • Tomar algún analgésico como paracetamol.
  • Descansar y dormir bien.

Si la faringitis es ocasionada por bacterias, tu médico puede recetarte algún tratamiento con antibióticos como penicilina o amoxicilina por 10 días.

En la mayoría de los casos, la faringitis desaparece al cabo de unos días sin mayores complicaciones.

Consulta a tu médico de inmediato si tienes un dolor de garganta persistente que no desaparece en días, tienes fiebre, te cuesta pasar líquidos o alimentos, tienes dificultad para respirar o sientes los ganglios inflamados.

¿Sabías que…?

  • Los virus causan entre un 80 y 90% de las faringitis tanto en niños como en adultos.
  • Tomar 2 litros de agua al día ayuda a mejorar los síntomas de la faringitis crónica.
  • La faringitis estreptocócica es mucho más frecuente en el otoño e invierno y en niños entre 5 y 12 años.
  • Las faringitis víricas pueden aparecer en cualquier época del año y a cualquier edad.

Comentar en Facebook

Publica un comentario