Blog: Información de salud

Herpes labial

Voy al doc

El herpes labial u oral es una infección ocasionada por el virus del herpes simple que se caracteriza por la aparición de pequeñas úlceras o ampollas que pueden causar dolor o molestias en los labios, boca o encías.

Las ampollas del herpes labial también se conocen como calenturas, aftas, boqueras, fuegos o herpes febril.

Causas del herpes labial

El virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1) es la causa el herpes labial. Una vez que te has infectado con este virus, puede mantenerse inactivo en los tejidos nerviosos de tu cara y cuando se reactive te producirá de nuevo las molestas ampollas.

En la mayoría de los casos el herpes se contrae en la infancia (durante los años preescolares) debido al contacto con personas que portaban el virus o por ser besados por un adulto infectado.

También el virus del herpes tipo 2 (VHS-2), responsable del herpes genital, puede transmitirse a la boca a través de la práctica del sexo oral y ocasionar herpes oral.

¿Cómo se contagia el herpes labial?

El herpes labial se contagia si entras en contacto íntimo con una persona que tiene un brote activo o una lesión provocada por este virus, a través de la piel, las secreciones orales y genitales.

Otra forma de contagiarte es tocando una lesión abierta o un artículo que haya estado en contacto con el virus (como navajas de afeitar, labiales, bálsamos, toallas, vasos, platos y otros utensilios), y después tocar una membrana mucosa (nariz, ojos, boca, vagina) o un área de la piel con alguna herida.

El herpes se propaga fácilmente y se puede contagiar de padres a hijos por el contacto diario, así que si tienes hijos y te aparecen fuegos labiales o ampollas en la boca, ten especial cuidado para evitar transmitirle el virus a tus pequeños.

Lo mejor es no tocar las ampollas, no tratar de exprimirlas ni romperlas, además de mantener tus manos siempre limpias.

Síntomas del herpes labial

Los síntomas del herpes labial aparecen de una a tres semanas después de entrar en contacto con el virus, aunque puede ser que no presentes ningún síntoma.

Antes de presentar ampollas visibles, puede ser que sientas comezón, ardor, sensibilidad u hormigueo en los labios o alrededor de la boca. También puedes presentar dolor de garganta, fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos o dolor al pasar alimentos o líquidos.

Las lesiones del herpes labial pueden aparecer en:

Los brotes de herpes pueden ser:

  • Ampollas de color rojo llenas de líquido o ampollas pequeñas con líquido amarillento y claro.
  • Una ampolla formada de pequeñas ampollas o una ampolla amarilla que al sanar deja la piel de color rosa.

¿Por qué aparece el herpes labial?

El virus del herpes labial se puede reactivar o desencadenar los síntomas debido a varios factores como:

  • Cambios hormonales (como la menstruación o el embarazo)
  • Infecciones
  • Gripe
  • Exposición al los rayos UV del sol
  • El frío
  • Estrés, cansancio o enfermedad
  • Fiebre
  • Ciertos alimentos y medicamentos
  • Traumatismos bucales (como la extracción de una muela o diente)

¿Cómo saber si tienes herpes labial?

Si notas la aparición de lesiones en los labios o la boca, pero no estás seguro si se trata de herpes, acude a tu médico para que te haga una revisión exhaustiva o tome una muestra para realizar un examen de laboratorio.

Tratamiento del herpes labial

El virus del herpes labial no tiene cura permanente y tiende a reactivarse. Por lo general, los síntomas desaparecen solos en una o dos semanas, sin embargo, tu médico puede recetarte algún medicamento antiviral para ayudar a reducir el dolor y aliviar los síntomas, como el aciclovir.

Las cremas cutáneas sólo reducen el tiempo del brote unas horas o un día.

Puedes probar algunos remedios caseros para reducir el malestar:

  • Aplicar hielo sobre la zona afectada
  • Cubrir las lesiones con una tela caliente
  • Evitar las bebidas calientes
  • No ingerir alimentos picantes, cítricos o salados
  • Hacer gárgaras con agua fría
  • Comer paletas de hielo
  • Enjuagarte la boca con agua con sal

Si sientes mucho dolor, puedes tomar un analgésico como el paracetamol.

Complicaciones del herpes labial

Aunque tiende a desaparecer en un par de semanas, el herpes labial puede ser peligroso si se presenta cerca de los ojos, se extiende a otras zonas o si afecta a una persona con un sistema inmunitario débil por alguna enfermedad como dermatitis atópica, cáncer o VIH.

Si tus síntomas son graves o no desaparecen después de 14 días, tienes ampollas cerca de los ojos o tienes alguna enfermedad o estás tomando algún medicamento que comprometa tu sistema inmune, llama a tu médico cuanto antes.

¿Cómo prevenir el herpes labial?

  • Evita tocar o estar en contacto directo con llagas provocadas por herpes.
  • No compartas utensilios con alguien que esté infectado.
  • Evitar tener sexo oral si tú o tu pareja padecen algún tipo de herpes.
  • Lava toallas y sábanas con agua hirviendo.
  • Usa un bálsamo con óxido de zinc antes de exponerte al sol.
  • Humecta tus labios.

Sabías que

  • Aproximadamente el 90% de los adultos son portadores del virus que ocasiona el herpes labial.
  • Los síntomas del herpes labial aparecen con más frecuencia en niños entre 1 y 5 años de edad.
  • Durante el brote de un herpes, los niños presentan 1 o 2 úlceras aproximadamente al mes.
  • La mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos se infectan con este tipo de virus antes de cumplir los 20 años de edad.

 

Comentar en Facebook

Publica un comentario