Blog: Información de salud

Mononucleosis

Voy al doc

La mononucleosis o “enfermedad del beso” es una infección causada por un virus que se contagia por medio de la saliva o el contacto cercano con una persona infectada.

Se caracteriza por la presencia de fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos, que son las glándulas del sistema linfático que tenemos en el cuello, las axilas y la ingle.

¿Qué causa la mononucleosis?

La mononucleosis se asocia generalmente con el virus de Epstein-Barr (EBV), aunque en algunos casos puede ser ocasionada por otros virus como el citomegalo virus.

El EBV es muy común y es posible que hayas estado expuesto a él durante la infancia, pero no todos desarrollan los síntomas de la mononucleosis al entrar en contacto con el EBV.

Sin embargo, una persona infectada por este virus toda la vida será portadora del mismo, aunque nunca presente síntomas, mientras que las personas que sí los presentan probablemente no vuelvan a desarrollar la enfermedad otra vez.

Esta infección viral puede contraerse a cualquier edad, pero es más frecuente en jóvenes ente 15 a 17 años.

¿Cómo se contagia la mononucleosis?

La mononucleosis también es conocida como la “enfermedad del beso” porque la forma más común de contraerla es besando a una persona infectada, esto se debe a que se contagia a través de la saliva.

Pero no sólo besando a alguien te puedes contagiar, también puedes hacerlo al entrar en contacto con la saliva de alguien enfermo al compartir una bebida, cubiertos, labiales, etc. o al toser o estornudar.

Síntomas de la mononucleosis

Generalmente los síntomas de la mononucleosis empiezan a aparecer entre 4 y 7 semanas después de haber contraído la infección.

Los primeros indicios de mononucleosis son:

También se puede presentar una erupción cutánea similar al sarampión.

Otros síntomas comunes de la mononucleosis incluyen:

  • Sueño
  • Fiebre
  • Sensación de enfermedad o debilidad
  • Falta de apetito
  • Dolores musculares
  • Inflamación del bazo o el hígado
  • Sudoración nocturna

Algunas personas pueden presentar también:

  • Dolor en el tórax
  • Dolor abdominal
  • Tos
  • Fatiga
  • Urticaria
  • Ictericia (cuando la piel y lo blanco de los ojos se ponen amarillos)
  • Sangrado por la nariz
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Sensibilidad a la luz
  • Dificultad para respirar

¿Cómo se diagnostica la mononucleosis?

Los síntomas de la mononucleosis se pueden confundir con otras enfermedades, por lo que es importante que si presentas alguno de los síntomas anteriores consultes a tu médico, quien te examinará para ver si tienes los ganglios linfáticos del cuello, las amígdalas, el hígado o el bazo inflamados, o si presentas alguna erupción.

En caso de que lo considere necesario, puede mandarte al laboratorio para realizarte un examen de sangre que ayudará a corroborar si se trata de mononucleosis.

Tratamiento para la mononucleosis

No hay una cura como tal para la mononucleosis, pero seguro empezarás a sentirte mejor en 2 o 4 semanas.

Para aliviar los molestos síntomas puedes intentar:

  • Mantenerte bien hidratado tomando muchos líquidos.
  • Hacer gárgaras con agua caliente y sal.
  • Tomar té con miel.
  • Chupar caramelos.
  • Comer helado.
  • Descansar lo más posible.
  • Evitar las actividades físicas intensas (como los deportes).
  • Seguir una dieta balanceada.

También puedes tomar medicamentos de venta libre como el paracetamol o ibuprofeno para disminuir el dolor o la fiebre.

Los antibióticos no ayudan, ya que la mononucleosis es ocasionada por un virus, e incluso te pueden ocasionar erupciones en la piel.

Si las amígdalas están muy inflamadas, el médico puede sugerir el uso de corticoesteroides para reducir la inflamación

Por lo general, la fiebre desaparece en 10 días y la inflamación de los ganglios linfáticos y el bazo en 4 semanas, aunque el cansancio puede durarte un par de meses.

Si la mononucleosis de complica puede causar otras afecciones como anemia, hepatitis, inflamación de testículos, problemas del sistema nervioso o ruptura del bazo, aunque esto es muy poco frecuente.

¿Cómo prevenir la mononucleosis?

El virus que causa la mononucleosis vive varias horas fuera del cuerpo y una persona infectada puede ser contagiosa mientras presente los síntomas e incluso hasta un par de meses después, así que evita besar o compartir utensilios si tienes mononucleosis o si alguien cercano a ti la padece.

Sabías que

  • En la mayoría de las personas la infección por EBV ocurre en la infancia y no presenta los síntomas asociados a la mononucleosis.
  • La mayoría de los niños sólo presenta síntomas leves de mononucleosis durante una semana.
  • La complicación principal en la mononucleosis es el agrandamiento del bazo.
  • El EBV es un gama-herpes virus, que infecta al 90% de la población mundial, por medio de la saliva.

Comentar en Facebook

Publica un comentario