Blog: Información de salud

Varicela

Voy al doc

La varicela es una infección causada por el virus varicela zoster, que se caracteriza por la aparición de ampollas en todo el cuerpo, las cuales provocan mucha comezón. Puede comenzar con una simple gripa y, en consecuencia, detectarse hasta que aparecen las primeras erupciones.

Síntomas

Aunque las erupciones son el síntoma más claro de la varicela, muchos pacientes presentan otros síntomas previos, como:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago
  • Escurrimiento nasal
  • Tos
  • Malestar general
  • Fatiga e irritabilidad
  • Disminución del apetito

Características de las ampollas

  1. Son vesículas llenas de líquido, sobre manchas rojas, que causan mucha comezón.
  2. Aparecen primero en la cara, la parte media del cuerpo o en el cuero cabelludo.
  3. Después de un par de días se vuelven grises y empiezan a formar costras, mientras nuevas ampollas aparecen en otros lugares como boca, párpados y genitales.
  4. Los niños con eccema u otros problemas de la piel pueden presentar miles.
  5. La mayoría no deja cicatrices, al menos que se infecten al rascarse.

¿Cómo se contagia?

La varicela se puede contagiar por el contacto con el líquido de una ampolla o si alguien infectado tose o estornuda cerca de otras personas.

Aunque las vesículas empiezan a aparecer entre los 10 y 21 días después de contraer el virus, la infección puede contagiarse 1 o 2 días antes de que las ampollas aparezcan y hasta que se secan y forman costra.

La mayoría de los casos de varicela se presenta en niños menores de 10 años, pero puede afectar a bebés y adultos.

Si eres mamá y ya recibiste la vacuna o has tenido varicela, es poco probable que tu hijo la contraiga antes del primer año.

Los familiares que no hayan padecido varicela, tienen un 90% de probabilidad de contagiarse si alguien en casa está infectado.

¿Cómo se diagnostica la varicela?

El médico puede diagnosticar esta infección sólo con observar las ampollas -las cuales tienen características particulares-; y al realizar una serie de preguntas. En algunas ocasiones puede ser necesario realizar exámenes de laboratorio para confirmar el diagnóstico.

Complicaciones

Las personas más susceptibles a la varicela severa son los adultos, las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunológico debilitado.

Las complicaciones pueden ser:

  • Infecciones secundarias
  • Neumonía
  • Encefalitis (inflamación del cerebro)
  • Ataxia cerebelar (defecto de coordinación muscular)
  • Mielitis transversa (inflamación a lo largo de la médula espinal)
  • Síndrome de Reye
  • Y en algunos casos, la muerte

Por lo general, los pacientes con varicela se recuperan sin complicaciones, aunque el virus puede permanecer inactivo en el cuerpo de por vida. Se calcula que 1 de cada 10 adultos puede experimentar herpes zoster al reactivarse el virus varios años después.

Tips para tratar la varicela

  • Permanecer en reposo y lejos de otras persona
  • Tomar muchos líquidos
  • Evitar rascar las ampollas
  • Mantener las uñas cortas
  • Usar ropa de cama ligera, suave y cómoda
  • Colocar paños húmedos sobre la piel
  • Tomar baños de agua tibia usando poco jabón y enjuagando bien
  • Tomar baños de avena o almidón de maíz
  • Evitar la exposición prolongada a la humedad y el calor
  • Aplicar humectante después de cada baño

Algunos medicamentos que se pueden utilizar para tratar los síntomas, con previa recomendación médica, son:

  • Acetaminofén o paracetamol (fiebre)
  • Antibióticos (infecciones bacterianas)
  • Loción de calamina (para aliviar la comezón)
  • Fármacos antivirales (para casos graves)

¿Cómo prevenir la varicela?

La mejor forma para prevenir la varicela es vacunarse. La vacuna previene la enfermedad o hace que ésta sea muy leve y la recuperación mucho más rápida. Incluso puede ayudar a reducir su gravedad si se aplica poco después de la exposición al virus.

Es una vacuna segura, aunque puede tener efectos secundarios como dolor, enrojecimiento o inflamación en el lugar de la inyección, fiebre y sarpullido leve.

Se recomiendan dos dosis para una mayor protección entre:

  • Los 12 y 15 meses de vida
  • Los 4 y 6 años de edad

¿Cuando ir al médico?

Si presentas cualquier de los síntomas, si crees que tu hijo tiene varicela o estuvo expuesto a alguien con la enfermedad, acude a tu médico cuanto antes.

También es importante llevar a tu hijo al médico si es mayor de un año y aún no tiene la vacuna.

Sabías que…

  • En México, alrededor de 4 millones de personas contraen varicela cada año.
  • La administración de la aspirina se ha asociado al Síndrome de Reye, un trastorno infantil que puede ser grave e incluso mortal. Nunca le des ácido acetilsalicílico a un niño para controlar la fiebre.
  • En promedio, un niño puede llegar a tener hasta 500 ampollas pequeñas.

¡Recuerda!

El pediatra es el especialista en diagnosticar y tratar las enfermedades más comunes en los niños. Este experto también es el indicado en aplicar a tu hijo la vacuna contra la varicela.

¿Necesitas un pediatra cerca de tu casa cuyo costo de consulta este entre cierto rango de precio? Ingresa a Voy al Doc, donde podrás buscar a los mejores pediatras de México y filtrar tus búsquedas de acuerdo a tus necesidades.

Comentar en Facebook

Comentarios en el blog

Publica un comentario